March 20, 2015

Blah Blah

Pues por fin, lo logre, pude seguir mi sueño, y ahora ando haciendo mis pininos en una oficina del gobierno “corrupto y opresor que solo sirve a la burguesía”,  No, lo cierto es que como en todo trabajo hay buenos y malos elementos, y que como todo trabajo se tienen que seguir órdenes y hacer lo mejor que se puede, cuando se quiere con lo que se tiene.

El proceso de adaptación a un trabajo nuevo siempre es difícil: saber con quién tratas, saber cómo y cuándo callarte, saber en quien puedes confiar y que puedes o no puedes hacer, debo de admitir que mi experiencia previa en un sin número de trabajos, y haber rodado por todos lados me ha servido, ahora entiendo el concepto de “experiencias de vida” hay muchas cosas que sé que me dan cierta ventaja sobre el promedio de las personas en mi situación en la nuevo trabajo, así como hay muchas cosas que desconozco pero ya sé cómo puedo  averiguarlas y quien me puede ayudar cuando tengo esas dudas.

Creo que dije que jamás me iba a arrepentir de lo vivido, de lo escrito en este blog, sin embargo algo de lo que puedo arrepentirme es de todo el tiempo que desperdicie, siento que se me va la vida brincando de un lado a otro, de unos meses para acá he estado  enfermo, no de una enfermedad crónico degenerativa fatalista, la única que tengo hasta la fecha es la misma vida, si no que he tenido muchos achaques... MUCHOS, siento que todos esos años de andar de fiesta, de meterle duro y sin miedo a los vicios,  ya me está pasando factura, hay días que no me siento más fuerte que un viejo de  50 años, de todo el tiempo libre que tenía ahora tengo suerte si tengo 10 minutos para mí en la mañana cuando estoy sentado en el retrete, tengo que cumplir muchas expectativas, varias responsabilidades, veo a mi alrededor,  y noto como hay gente que lo tiene todo cuando yo a su edad andaba más preocupado en cómo conseguir trabajo, tener un techo arriba de mi cabeza o mínimo como juntaría para la renta.


El tiempo pasa y no perdona.  

No comments: