June 25, 2011

Piratería

Fuera de todo el concepto “romántico” de aquellos filibusteros que surcaron los mares conocidos en busca de riquezas, renombre o simplemente porque no tenían nada mejor que hacer, para ser un pirata se necesitaba tener un espíritu libre, ya que al embarcarse hacia lo desconocido (aunque esto es una falacia porque realmente todos nos embarcamos hacia lo desconocido, ya que nadie puede predecir el futuro) desprenderse de las comodidades siempre es un problema…

Siempre lo he dicho, el ser es un animal de costumbres, y suele acostumbrarse muy rápido a las comodidades, y fácilmente aquel espíritu aventurero muere, sin siquiera haber probado alguna vez la adrenalina de saberse solo y abandonado en un lugar tan amplio y basto como el océano…

El simple hecho de llegar a un lugar desconocido para la mayoría ver algo que los demás jamás en su vida han visto, así fue como inicio uno de las profesiones y de los fenómenos que han marcado a la humanidad, el fino arte de andar de pata de perro, sin rumbo…

Estoy segurísimo que en alguna de mis vidas pasadas fue un vil pirata, me encanta andar vagando por todos lados y sin rumbo fijo.

También he dicho que cuando sea viejo y me harte de la sociedad me iré a una playa a vender pulseritas para los gringos, seré un pirata, muy a mi manera lo seré, y créanme seré el único que a diferencia de todos Uds, que al final de sus días si llego a ser un pirata cuando creció y cumplió su sueño de niño